volver arriba
ESPAÑOL   ENGLISH

PH NÚÑEZ

La construcción presentaba múltiples intervenciones, realizadas a lo largo de los años, que atentaban contra el normal funcionamiento de la casa. La vivienda en cuestión se desarrolla prácticamente en planta baja, ocupando la totalidad del lote, salvo el espacio destinado al acceso a la vivienda vecina que se desarrolla en planta alta y se vuelca hacia el frente, mientras que la vivienda de nuestro cliente crece en el fondo de forma vertical, dando lugar en el primer piso a un dormitorio en suite y en un segundo piso con el playroom. El lote se completa con un quincho y la pileta en el fondo.
En un terreno condicionado por la particular trama del “Barrio River”, se debía intervenir una de las dos propiedades que comparten el lote. Para poder entender este proyecto, es necesario contemplar como contexto no solo al vecindario, casas de 1 o dos plantas con amplios jardines al fondo, sino también considerar a la casa vecina que se desarrollaba en planta alta y condicionaba muchas de las posibilidades de crecimiento de la casa en cuestión.
A partir de entender la lógica constructiva de lo existente se optó por La adopción de un sistema murario, que diera solución de continuidad entre la preexistencia y nuestra intervención, permitiendo articular lo viejo y lo nuevo dentro de un todo coherente, en donde la expresión de estos dos mundos se evidenció en el diseño de las horadaciones, en su proporción y en su dimensión. A medida que la casa se elevaba, disminuía la masa muraria y aumentaban las superficies vidriadas, expresando de este modo también su tectonicidad.
En este sentido, el diseño del nuevo sistema circulatorio, refuerza este concepto de articulación espacial y funcional, ya que no solo permitió articular funcionalmente la planta baja con las plantas altas de la casa, sino que también articulo lo nuevo con lo viejo, lo murario y lo vidriado, el interior y el exterior.
La puesta en valor del sistema circulatorio vertical, se convirtió en el leitmotiv de este proyecto. A partir del diseño de la escalera se resignificó toda la casa. El nuevo sistema circulatorio compuesto por una escalera metálica, muy liviana y etérea se constituyó en la columna vertebral a través de la cual se daba acceso a los distintos espacios de la casa, vinculando funcional y espacialmente la planta baja con las plantas altas.
A partir de un diagnóstico de lo existente se implementaron dos operaciones principales tendientes a dar orden y sentido a la casa pero fundamentalmente a resolver dos cuestiones fundamentales de toda vivienda: por un lado un sistema circulatorio vertical defectuoso, incómodo e incluso peligroso que dificultaba la vinculación entre el área publica de la planta baja y el playroom del segundo piso y por otro lado la falta de iluminación y ventilación en el living comedor, debido a la construcción de una habitación donde originalmente había un patio.
Frente a esta situación se tomó la decisión de demoler las escaleras existentes y en su lugar construir no solo una escalera sino un espacio, de carácter vértical, que articule los distintos niveles de la casa integrándolo también con el espacio exterior del patio trasero. El diseño de esta escalera, liviana y etérea, ayudo a coser los distintos estratos de la vivienda, convirtiéndose en la columna vertebral de la casa.
Por su parte la recuperación de la situación original de patio al interior de la vivienda, permitió llevar luz y aire a una planta muy profunda que había perdido la posibilidad de ventilar e iluminar al contrafrente. Este nuevo patio se convirtió en un lugar para el encuentro, el diálogo, incluso en el lugar por excelencia donde el ama de casa fuma “un cigarrillo” con sus amigas.


Ubicación
Puerto Príncipe 2553, CABA, Buenos Aires
Superficie: Construída 200 m2
Descripción: Vivienda / Remodelación
Año: 2016-2017
Estado: Obra terminada

MÁS PROYECTOS